Presentan el plan de ampliación y renovación de Escuela Wharton a la comunidad; pronto inicia la construcción

Una vez terminada la construcción, la Escuela Wharton tendrá espacios de aprendizaje y laboratorios nuevos, un gimnasio y una biblioteca nueva, un patio interior que conserva sus árboles tradicionales y una gran entrada principal de vidrio de tres niveles.

El jueves en la noche, casi 100 padres de familia y miembros de la comunidad de Wharton recibieron información detallada sobre los planes de diseño para la renovación y la ampliación de la escuela durante la reunión comunitaria en la Escuela Wharton.

El proyecto es parte del Programa de Bonos 2012 del Distrito Escolar Independiente de Houston con el cual se renovarán o remplazarán 40 escuelas del distrito. Se espera que la construcción en la Escuela Wharton inicie más tarde este año y que las puertas de esta escuela en Montrose se abran en el otoño de 2018.

El proyecto incluye una ampliación de la escuela que tendrá una capacidad para 900 estudiantes para eliminar todos los edificios temporales de la escuela.

“Hemos avanzado mucho desde la última reunión comunitaria y estamos muy emocionados de mostrarles”, le dijo Casey Annunzio, un arquitecto de la firma Munoz Architects de San Antonio, a un auditorio de padres de familia y vecinos que llenaron la cafetería de la escuela.

Los planes incluyen la renovación completa del edificio actual y una ampliación en la parte norte que tendrá una oficina administrativa, salones de clases, una cocina y un área de comedor y espacios para artes escénicas en el primer nivel.

El segundo nivel tendrá salones de clases adicionales y laboratorios, un gimnasio nuevo con una plataforma para presentaciones, áreas deportivas y vestidores. El tercer nivel donde estarán los estudiantes de 5º a 8º grado, tendrá salones de clases, laboratorios y áreas para los maestros.

La fachada de la escuela ahora estará hacia el oeste y la entrada sobre la calle Columbus se podrá ver desde el cruce con la calle West Gray.

“Siempre tenemos en mente nuestra misión durante este proceso”, le dijo Jennifer Day, directora de la Escuela Wharton, al auditorio que incluyó a Diana Davila, representante del Distrito VIII. “Nuestra meta es enseñarle a nuestros estudiantes a ser respetuosos, bilingües a lo largo de sus vidas, investigadores alfabetizados en dos idiomas que celebran la diversidad siendo ciudadanos responsables del mundo”.

De acuerdo a los planes de diseño, la escuela también tendrá un patio interior apartado que conservará sus árboles tradicionales. El espacio nuevo para arte estará en donde se encuentra actualmente la cocina y el muro posterior se eliminará y se instalarán ventanas en su lugar para que los estudiantes vean hacia el patio mientras trabajan.

El interior y el exterior de la escuela tendrán colores llamativos. El exterior del primer nivel de la ampliación estará cubierta con ladrillos parecidos a los que hay en la escuela actualmente, lo cual ayudará a conectar visualmente a los edificios.

La nueva biblioteca de varios niveles también será de colores llamativos con dichos y refranes alegres escritos en la pared en español e inglés.

“Esto es exitoso, llamativo y divertido”, dijo Annunzio sobre el diseño y el esquema de colores. “Le va a gustar mucho a los estudiantes y refleja la educación multicultural que se lleva a cabo aquí.”

Ya que el espacio estará reducido, un campo inclinado multiusos remplazará al campo de béisbol actual ubicado en la parte norte del campus que servirá también como estanque de retención. Se va a ampliar el estacionamiento con espacios en la parte norte, sur, y oeste del campus.

Por razones de seguridad, los estudiantes y el personal no podrán permanecer en el campus durante el proceso de construcción. Por lo tanto, la Escuela Wharton se trasladará temporalmente al campus de la Escuela Hogg durante la obra de construcción.

“Nuestro programa no es nuestro edificio. Es nuestra gente la que hace nuestro programa”, dijo Day para alentar al auditorio antes de presentar a Angela Sugarek, directora de la Escuela Hogg. Ambas respondieron a las preguntas del auditorio respecto a la seguridad de los estudiantes, el estacionamiento e inquietudes sobre el transporte escolar. Las dos directoras se comprometieron a trabajar juntas para facilitar la transición y mantener informados a los padres de familia  durante el proceso.

Christine Diaz, quien es madre de un estudiante de Wharton, dijo que estaba contenta de haber visto los diseños y muy emocionada de ver los avances y que el inicio de la construcción será próximamente.

“Me alegro mucho por la comunidad Wharton y la colonia”, dijo Diaz, que tiene una hija en el 5º grado de la Escuela Wharton. “Creo que va a ser una escuela muy bonita y un espacio bonito del cual todos podemos estar orgullosos”.

Dr. Bogar Ventura, quien es padre de familia de un estudiante de Wharton dijo algo parecido. Cuando se terminó la reunión, Ventura estudió los diseños que se presentaron y señaló uno de los aspectos que más le gustó – el espacio para arte que estará frente al patio.

Ventura, quien es presidente de la organización de padres y maestros de la Escuela Wharton, dijo que había trabajado de cerca con el equipo asesor del proyecto de la escuela. Aunque él ya había visto los diseños, estaba emocionado por los planes y la ampliación de la escuela y no le desalentaba el traslado temporal.

“Esto le permitirá quedarse hasta el octavo grado”, dijo refiriéndose a su hija que está en el 1er grado. “Es un precio pequeño que hay que pagar”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *