Equipos de Instalaciones ya preparados para la temporada de huracanes en 6 semanas

Desde el momento en que se pronostica que una tormenta severa tocará tierra en la Costa del Golfo de Texas, el personal de Instalaciones, Mantenimiento y Operaciones está entre los primeros en responder a la acción.

Los equipos de trabajo colocan sacos de arena en las escuelas con más probabilidades de inundación. Los generadores son revisados y llenados de combustible. Los sistemas de bombeo son inspeccionados para garantizar que se encuentran operativos.

“Mientras no tengamos un apagón en la zona, las bombas seguirán sacando todo el agua posible para que no cause daños más adelante”, dijo Kenneth Wesley, líder del equipo de plomería de mantenimiento de la zona norte, quien gestiona el envío de los plomeros a las escuelas que se enfrentan a una amenaza meteorológica severa.

La posibilidad de unas condiciones climáticas inclementes nunca se toma a la ligera. Cuando el huracán Harvey golpeó la costa de Texas en 2017, HISD sufrió daños considerables y casi todas las escuelas necesitaron algún tipo de reparación. Cuatro escuelas resultaron tan dañadas que tuvieron que reconstruirse.

Con la experiencia de primera mano acerca de lo que los huracanes y tormentas tropicales pueden causar, el departamento se centra en estar preparado para la temporada anual de mal tiempo. Una vez que una tormenta amenaza el área, el equipo se desplaza al lugar para preparar las instalaciones del distrito de acuerdo con el plan.

“No esperamos a que Beta se convirtiera oficialmente en una tormenta tropical”, dijo Alfred Hoskins, gerente general de Instalaciones, Mantenimiento y Operaciones, refiriéndose a la más reciente tormenta que amenazó el distrito. “Llamé a los gerentes y envié un mensaje de texto grupal. Lo primero es asegurarse de que el equipo tiene conocimiento de cualquier amenaza potencial, tanto si es una tormenta tropical, una borrasca o un huracán”.

El plan del departamento incluye el envío de equipos de trabajo para tejados y estructuras a todas las instalaciones y escuelas de HISD para inspeccionar posibles daños en los techos y asegurar los objetos que pudieran desprenderse. Los operadores de planta fijan los objetos independientes al suelo de las escuelas y preparan los kits de emergencia. Además, el personal de Mantenimiento de Seguridad garantiza que todas las radios de comunicación bidireccional y las cinco radios multicanal del distrito funcionen perfectamente.

Anticipándose a un corte de electricidad, el departamento también se coordina con los contratistas de los ascensores y de los desechos públicos para confirmar que están preparados. Tecnología de la Información tiene instrucciones de apoyar los servidores del distrito para mantener en funcionamiento las alarmas contra incendios y robos; y el Departamento de Policía de HISD está alerta, listo para servir de apoyo y respaldo.

Con varias semanas de antelación a una temporada de huracanes excepcionalmente activa, en caso de tormenta, minimizar los daños y mantener a todos a salvo sigue siendo una prioridad.

“Nunca se puede predecir cuánta lluvia o daños habrá”, dijo Hoskins. “Pero el distrito está preparado de la mejor manera posible”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *