HISD entrega almuerzos directamente a los estudiantes con su programa de distribución en complejos de apartamentos

El jueves, un día de fuerte viento y nubes grises, decenas de familias de HISD esperaban formando fila afuera de la oficina de los Apartamentos Chestnut Hill para recoger los almuerzos estudiantiles para sus hijos.

Los Servicios de Nutrición de HISD realizan entregas regulares a este complejo de apartamentos al sureste de Houston, además de a otros 24 más. Proporcionan almuerzos a los estudiantes de instrucción virtual cuyas familias no han podido acercarse a los centros de distribución.

Natalia Guerrero, estudiante de sexto grado, hace fila con su madre ama de casa. Para ella es una tarea semanal necesaria. Las dos caminan desde la parte de atrás del complejo para recoger almuerzos para los cinco estudiantes de su familia. De esta manera mantienen la inseguridad alimentaria a raya.

“Recoger aquí los almuerzos es una gran ayuda para mi madre, pues así no se expone al virus en la tienda y no tiene que gastar mucho en comida”, dijo Guerrero. “Pero estoy lista para volver a la escuela”.

El pasado julio, el equipo de cáterin de Houston Eats de los Servicios de Nutrición comenzó a distribuir los almuerzos estudiantiles en tres complejos de apartamentos. A causa de la pandemia, las solicitudes de servicios de cáterin disminuyeron y el equipo de Houston Eats se adaptó rápidamente, centrando su esfuerzo y recursos en los más necesitados: los estudiantes.

“Nuestra meta es llegar al máximo de estudiantes que sabemos que no están teniendo un almuerzo nutritivo todos los días”, dijo David Husbands, chef ejecutivo de Servicios de Nutrición, que supervisa Houston Eats.

Durante la distribución del jueves, los Servicios de Nutrición colaboraron con el Departamento de Salud de Houston para brindar almuerzos estudiantiles y equipos de protección personal, información de salud y recursos de la vacuna contra la COVID-19.

Algunas áreas de la ciudad aún presentan altos índices de la enfermedad COVID-19 y por ello es importante que estas áreas fuertemente afectadas por la pandemia participen, dijo LaShon Cooper, especialista en relaciones comunitarias del departamento de Salud de Houston.

“Es muy importante tener colaboraciones como las que tenemos con HISD”, dijo Cooper, “y reducir la propagación del virus para que Houston vuelva a recuperarse”.

Desde que comenzó la pandemia, los equipos de Servicios de Nutrición han trabajado seis días a la semana, distribuyendo más de 30 millones de libras de alimentos a los estudiantes y familias de la ciudad de Houston. Las distribuciones en los complejos de apartamentos juegan un papel clave en este esfuerzo.

“Alimentar a las personas necesitadas es lo más importante que he hecho”, dijo José Guzmán, asistente del servicio alimentario de Servicios de Nutrición, quien ha trabajado en el programa desde sus inicios. El jueves se le asignó la tarea de repartir los almuerzos en Chestnut Hill.

El equipo de cáterin dijo que mientras siga habiendo necesidad, seguirán comprometidos a ampliar el programa hasta llegar a todas las áreas necesitadas.

“Los estudiantes salen adelante cuando sus familias salen adelante”, dijo Betti Wiggins, dirigente de los Servicios de Nutrición de HISD. “Alimentar a los estudiantes y a sus familias, gracias a las cajas de alimentos de nuestros colaboradores del Banco de Alimentos de Houston, es apoyar directamente la educación de nuestros estudiantes”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *