Con el retorno a la instrucción presencial concluye el programa Santuarios de Aprendizaje

El Distrito Escolar Independiente de Houston colaboró con varias iglesias de la ciudad en el programa Santuarios del Aprendizaje, que brindó a cientos de estudiantes un sitio seguro donde participar en el aprendizaje virtual.

Al reanudarse la instrucción presencial del distrito esta semana, el programa se acerca a su fin, pero con la satisfacción de haber desempeñado un papel importante tanto para los estudiantes como para el personal de HISD.

El programa asistió a estudiantes que contaban con dispositivos para el aprendizaje virtual pero no tenían la edad suficiente para quedarse solos en casa, o carecían de acceso a internet. Los participantes pasaban el día escolar supervisados ​​por personal de HISD y voluntarios de las iglesias que los recibían. Allí también se les servía desayuno, almuerzo y botanas.

La pastora ejecutiva de la iglesia Metodista Unida Jones Memorial, Enid Henderson, dijo que su congregación agradece la oportunidad de abrir sus puertas en servicio a la comunidad.

«Es una bendición poder ofrecer una solución viable a los padres que trabajan fuera de su casa», dijo Henderson. «Y era maravilloso ver a los estudiantes marcharse a casa felices al final de un exitoso día de aprendizaje».

Cuando el distrito estuvo prácticamente cerrado debido a la pandemia de COVID-19, encontró nuevas maneras de aprovechar al máximo sus recursos.

William Solomon, gerente sénior de Proyectos Innovadores, dijo que había sido muy necesario que los empleados de HISD apoyaran el programa Santuarios de Aprendizaje.

«Ha sido fantástico que estos empleados pudieran dejar sus funciones habituales de forma tan rápida y eficiente», dijo Solomon.

Por su parte, la directora de relaciones comunitarias de HISD, Najah Callander, dijo que este es un muy buen ejemplo de cómo el equipo de HISD ha adoptado el tema de la superintendente interina de HISD, Grenita Lathan, para el ciclo escolar 2020-2021: Año de la flexibilidad.

«Queremos reconocer a los empleados que se han hecho presentes a la hora de apoyar a los estudiantes», dijo Callander. «Muchos de ellos son estrellas, verdaderos héroes anónimos».

Más de 50 empleados de HISD, mayormente de Servicios de Transporte y de Nutrición y del departamento de Estrategia e Innovación, fueron asignados a Santuarios de Aprendizaje. Allí realizaron chequeos de salud diarios, verificaron la asistencia, supervisaron el aprendizaje y los recreos del día, monitorearon el lavado de manos, el uso de mascarillas y el distanciamiento físico, y coordinaron la salida de los estudiantes.

La asistente de cafetería escolar Quiroza “Nita” Grimes dijo que fue un gusto para ella conocer al grupo de estudiantes asignado a la Capilla Boynton.

«Normalmente estoy en la cocina, así que fue muy agradable poder interactuar más con los estudiantes», dijo Grimes. «Me da pena que termine el programa, pero sé que los niños están muy contentos con el regreso a la escuela. Espero que sigan con el buen trabajo que les vi hacer aquí».

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *