Primaria Highland Heights recibe a sus estudiantes con Centro de Recursos nuevo

Si bien las escuelas de HISD estuvieron cerradas durante meses, el equipo de la Escuela Primaria Highland Heights ha estado trabajando sin cesar para que en su comunidad escolar todos se sientan seguros y atendidos y tengan acceso a ropa y alimento.  

El Centro de Recursos de Highland Heights abrió las puertas oficialmente el lunes para recibir a los alumnos. Es un lugar único, el primero de su tipo, que ofrece a las familias recursos de primera necesidad, como ropa, zapatos, artículos de aseo personal y comestibles.

La especialista de Recursos Integrados de Highland Heights, Brendella Chavis, ha trabajado diligentemente para que todos los estudiantes se sientan apoyados.

«Nuestro centro fue diseñado para apoyar a los estudiantes y sus familias, por eso, cuando surgió el brote de COVID-19, nos llevamos todo a casa y buscamos la manera de proveer lo necesario a nuestra comunidad», dijo Chavis, quien ha dedicado el año a hacer realidad el centro de recursos. «Estamos muy contentos con lo que ofrecemos en la escuela. Yo siempre animo a los padres a llamarnos si necesitan cualquier tipo de asistencia porque estamos aquí para ayudarlos».

Jonette Franklin, madre de un alumno de esta escuela, se benefició del centro cuando perdió su trabajo, y es testigo de todo lo que ha hecho Chavis durante el cierre del plantel.

«Ella preparaba paquetes en su casa», dijo Franklin. «Incluso organizó un reparto en que los padres podían recoger pañales, toallitas y ropa desde sus vehículos. Todos le estamos agradecidos a la Sra. Chavis».

El centro está instalado en el área de primer grado y cuenta con una sala con TV, una alacena repleta de bebidas y comestibles saludables y estanterías llenas de ropa, zapatos, enseres para el hogar, artículos de higiene personal y útiles escolares, todo ello donado a la escuela.

Una vez al mes, los padres tienen la oportunidad de hacer una cita y visitar el centro para “hacer compras”, gratis. Pueden llevar un artículo grande, como un horno de microondas, y cuatro chicos, como abrigos, ropa interior y artículos de tocador.

«Les damos a los padres y estudiantes lo que necesitan. Si necesitan uniformes, pañales, un almohada, ayuda para pagar las cuentas o el alquiler, los ayudamos», dijo John Flowers, director de Highland Heights. «Si acuden a nosotros los ayudaremos porque esta escuela no puede sostenerse sola en la comunidad. Estamos unidos a la comunidad».

Además de los artículos para cubrir necesidades básicas que se ofrecen en el centro, los estudiantes y sus familiares tienen acceso a otros servicios, como cortes de cabello, un lugar para lavar y secar la ropa y ayuda para redactar un résumé.

Aparte de que el centro ha permitido satisfacer necesidades importantes que, aunque no son problemas académicos, afectan el aprendizaje de los estudiantes, también ha sido una fuente de inspiración para quienes han recibido ayuda, como Jonette Franklin, quien ahora asiste a Chavis en el centro.

«Después de mi experiencia en el Centro de Recursos para Familias, quise ser parte del servicio», dijo. «Sabía que habría muchos otros padres de Highland Heights que necesitarían los recursos. Pensé en ayudarla a asistir a otros padres».

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *