La influencia del entrenador de Lamar: de HISD a la Serie Mundial

Los Astros de Houston son los favoritos de la Serie Mundial 2019, pero para un entrenador de HISD no es fácil elegir entre serle fiel al equipo que representa a su ciudad o a su exalumno, Anthony Rendon,  tercera base de los Nationals de Washington.

«No hay camiseta que represente tanto a los Nationals como a los Astros», dijo el entrenador principal de béisbol de Lamar, David Muñoz. «No voy a mentir. Que uno de mis muchachos esté jugando en la Serie Mundial es muy especial. Lo estoy apoyando».

Rendon, quien ha sido fundamental para el ascenso del equipo Nationals de Washington a su primera Serie Mundial, es solo uno de tantos estudiantes que Muñoz ha motivado en los 22 años que lleva en la Preparatoria Lamar de HISD.

«Me ha ayudado con muchas cosas, especialmente a concentrarme en lo que importa», dijo Matthew Mackey, alumno de duodécimo grado de Lamar y lanzador del equipo. «Coach Muñoz es alguien en cuyo equipo uno definitivamente quiere jugar».

Durante los últimos 8 años, Muñoz ha sido el entrenador principal de béisbol de Lamar, donde motiva a sus deportistas a alcanzar el éxito dentro y fuera del campo de juego fomentando una mentalidad dirigida por procesos.

«Tenemos metas y expectativas, y creemos que los estudiantes alcanzan el éxito a través de procesos», dijo Muñoz. «Tenemos cuatro reglas en nuestro programa: llegar en hora, cumplir con el trabajo, confiar en los compañeros de equipo y reevaluar los procesos».

Muñoz explica que esa mentalidad se puede aplicar a todos los aspectos de la vida, ya sea para aprobar un curso de matemáticas, lograr un lanzamiento en curva o, como en el caso del equipo de softball Lady Texans, encontrar un lugar donde practicar cuando lo necesitan.

«Coach Muñoz siempre es el primero en ayudar al equipo de softball de Lamar. Él siempre nos ha abierto la puerta», dijo Emiliann Burns, alumna de duodécimo grado y jugadora de cuadro de Lady Texans. «Nos ha ayudado a mejorar como jugadoras al no imponernos limitaciones».

Aunque no dirija a las Lady Texans, para las jugadoras de ese equipo Muñoz es un sistema de apoyo y un entrenador más con quien contar que nunca ha hecho distinciones entre el equipo de softbol y el de béisbol.

«No nos separa de los muchachos del equipo de béisbol. Nos trata como a sus propios hijos», dijo Megan Duffy, alumna de duodécimo grado y jugadora de softbol. «Es bueno saber que tengo más apoyo que el de mi propio entrenador. También cuento con su apoyo».

En el correr de los años, Muñoz ha aprendido por experiencia que no siempre es fácil preparar a sus deportistas para la vida. Pero tiene expectativas para todos ellos y les ha fijado estándares que deben observar. Exalumnos como Anthony Rendon han elevado la expectativa, y los Texans de Lamar están listos para el reto.

«Si estás resuelta a hacer algo, y vas a esforzarte para lograrlo, él te ayudará a conseguirlo», dijo Julissa Rivera, alumna de duodécimo grado y jugadora de softbol. «Su objetivo es ayudarte a crecer, no echar por tierra tus aspiraciones».

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *